*
Cada vez más personas en el mundo, jóvenes en su mayoría, optan por titularse como profesionales en cualquiera de las diferentes oportunidades que ofrecen las casas de estudios superiores. Obtener un título es algo que debe ser celebrado, pero la universidad aunque te da habilidades teóricas y técnicas, no te da las habilidades prácticas para ser un emprendedor o empresario de éxito.

Eso no quiere decir que usted no se deba asistir a la universidad, al contrario, este debe ser el lugar para comenzar como emprendedor, sin embargo, las instituciones educativas no son conocidos por la enseñanza de prácticas esenciales, por lo que es la experiencia la que determina estos actitudes para triunfar en la vida.

Se presentan aquí  10 lecciones que no se aprenden en la universidad y que servirán para iniciarse como empresario y manetenerse en ese duro camino de emprender, no se quiere sustituir ni equiparar a los conocimientos adquiridos en la universidad, pero si, activar un alerta y hacer entender de que estos aspectos pueden ser útiles y pueden salvarle su emprendimiento:


1. Tratar con el fracaso.

Una parte inevitable de cualquier  experiencia de arranque es probar el fracaso. Casi todos los empresarios de éxito han fallado en un momento u otro. Es un proceso de aprendizaje que puede ayudarle a hacer que su próxima aventura sea un éxito. Pero usted no va a aprender acerca de esto en la universidad. Después de todo, las universidades quieren que usted tenga éxito.

Las universidades no te preparan para perder una materia o no conseguir un trabajo después de graduarse. No te Preparación para el fracaso. La verdad es que no es el fin del mundo. Esto es algo que va a tener que descubrir y hacer frente cuando se incorpore al mundo laboral.

2. Obtener dinero para invertir.

En términos relativos, la recaudación de dinero para la universidad es un juego de niños en comparación con el financiamiento de un nuevo negocio. Mientras que algunas personas dependen de la ayuda de los padres, otros persiguen préstamos y donaciones. Sin embargo, la recaudación de dinero para emprender un negocio, es infinitamente más complejo en su papeleo. Los inversores y los bancos esperan que usted pueda presentar un plan de negocio detallado que describe cómo funciona un producto y cómo con el tiempo se obtendrán las ganancias.

Puede que tenga que negociar con los inversores y los bancos si no se entienden en un primer momento su visión (otra habilidad que puede que no haya adquirido en la universidad).

3. Presupuesto.

En la universidad es probable que no manejes sumas considerables de dinero. Viviste los préstamos de estudio, un trabajo a tiempo parcial, la mesada de tus padres, pero no  los impuestos, nóminas, gastos de negocios o alquiler de la oficina.

Ser capaz de comprender una declaración de ganancias y pérdidas o el balance es de vital importancia. Usted tendrá que ser capaz de tener  el  presupuesto de gastos para los próximos seis meses, un año o más.

4. Cambie si es necesario.

Los estudiantes universitarios cambian a menudo de escuela. Eso no es algo ampliamente difundido, pero, de hecho, el 61 por ciento de los estudiantes cambian su opción principal de estudio para el cierre del segundo año en la Universidad de Florida, según The New York Times.

Por lo tanto, no tenga miedo si en el camino debe cambiar de enfoque su empresa, si debe cambiar de estilo o incluso, si debe cambiar de producto o servicio ofrecido.


5. Romper estereotipos:.

A menudo, en la escuela, hay una respuesta correcta y una incorrecta. Pero el mundo verdadero está lleno de ambigüedad.

"Si usted no está preparado para equivocarse, nunca le ocurrirá nada original",  muchos dicen que las universidades son asesinas de la creatividad, por eso es necesario salirse de las estereotipos al pensar y crear, así se llegará más fácil al éxito.

6. Construir la red correcta.

Relacionarse con la gente en la universidad no es lo mismo que comprometerse con la gente en el mundo real. Un compañero de copas o compañero de cuarto que puede haber sido tan importante en la universidad no importará tanto cuando usted necesita arrancar su negocio y requiere de personal calificado.

No importa lo tentador que puede ser contratar amigos, pueden no ser adecuados para su emprendimiento. Si se especializó en los negocios, sin embargo, ¿con qué frecuencia se cruza caminos con un programador excelente? Probablemente nunca.

Cuando se arranca con un negocio, tenemos que estar listos y dispuestos a comprometerse con las personas adecuadas, en lugar de depender de los que ya conocemos. Con la red correcta de personas, las posibilidades son infinitas.

7. Conviértase en un vendedor.

Si desea tener éxito en el inicio de su negocio, entonces debe vender. Vas a tener que comercializar productos de la compañía a los empleados, inversores y clientes. Pero ¿alguna vez toma un curso de Vendedor  en la universidad?

Ser un vendedor de primera categoría no es algo que se puede enseñar en un aula, es una habilidad que debe ser refinada con el tiempo a través de la experiencia y que implica ser capaz de leer a la gente lo suficientemente bien como para conseguir que compren lo que ofrece su empresa.

8. Cuide su salud.

A pesar de que la cafetería de su universidad puede haberle abastecido de alimentos nutritivos, así como la misma institución ofrecerle  gimnasios y seminarios de bienestar, su salud no fue seguramente un punto del cual preocuparse en aquel entonces. Amanecer de fiesta y escaparse de vez en cuando no hacía ningún daño.

Sin embargo, en su empresa, usted y sus empleados van a dedicar muchas horas de trabajo duro, por lo que enfermarse reducirá sus habilidades y la productividad, por lo que a partir de ese momento hay que dedicarle tiempo al cuidado de su salud.


9. Convertirse en jefe.

Algunas personas son líderes natos. Otros se convierten en grandes líderes en la universidad, y otros toman clases de negocio que cubren todo tipo de teorías sobre cómo ser un mejor hombre de negocios. Pero ser un jefe es algo completamente distinto.

Mientras que los grandes jefes también pueden ser grandes líderes, no todos los líderes son grandes jefes. El ser un gran jefe significa ser capaz de guiar, inspirar e incluso tomar decisiones difíciles. No hay una clase para eso, es sólo otra habilidad que tendrá que aprender en el mundo real.

10. Administrar su tiempo.

En la universidad, debido a las abundantes vacaciones o días libres, se puede disfrutar del tiempo libre y también compensar cualquier tiempo perdido.

En una empresa no hay tiempo que perder, no hay tiempo libre sobretodo si se está empezando. Vas a estar trabajando esencialmente 24/7, no importa lo cansado que estés. Así, mientras que sus amigos están disfrutando de la hora feliz, el emprendedor debe terminar un plan de negocios, hacer una investigación o tener una reunión nocturna con los empleados.
   
¿Qué otras lecciones no se aprenden en la universidad?

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/235905


Linkback: http://afiliadostop.net/index.php?topic=8234.0
0 Puntos
No Tienes Permisos Para Dar Puntos
Este tema no recibió puntos.

* Share Topic

Share via facebook Share via twitter

* Similar Topics

xx
Curso online gratis para Emprendedores, de la Universidad de Alicante+Google

Iniciado por Ashby

0 Respuestas
1163 Vistas
Último mensaje febrero 12, 2013, 12:50:47 am
por Ashby
xx
3 LECCIONES DE STEPHEN HAWKING PARA EMPRENDEDORES

Iniciado por Frank Rey

0 Respuestas
258 Vistas
Último mensaje mayo 15, 2018, 05:38:41 am
por Frank Rey
xx
5 Lecciones De Marketing Para Mujeres. Lección 3

Iniciado por Frank Rey

0 Respuestas
790 Vistas
Último mensaje marzo 29, 2017, 07:34:12 pm
por Frank Rey
xx
5 Lecciones De Marketing Para Mujeres. Lección 4

Iniciado por Frank Rey

0 Respuestas
834 Vistas
Último mensaje marzo 30, 2017, 05:29:41 am
por Frank Rey